Investigación.

Conocer el uso de las TIC que están llevando a cabo las personas con discapacidad intelectual, nos permite ayudar en la intervención de familias, profesionales, administración y sociedad en general con el objetivo de que accedan y utilicen las TICs como cualquier otro ciudadano, rompiendo así, el riesgo de exclusión digital de estos jóvenes.

Consideramos necesario conocer en qué grado personas con síndrome de Down y discapacidad intelectual utilizan habitualmente las TICs. Para ello, se ha elaborado una encuesta que nos ha permitido conocer el acceso, uso y la autonomía en el manejo de distintas herramientas, programas y aplicaciones tecnológicas. La encuesta ha sido realizada profesionales que además de realizar las preguntas, han contrastado las respuestas ofrecidas por los jóvenes. Se ha aplicado a 100 jóvenes de entre los 16 y los 21 años. 58 de ellos con diagnóstico de DI y 42 personas con síndrome de Down.

Además de conocer los hábitos de las personas con DI frente a las TICs, de los datos obtenidos se extrae un análisis sobre el uso diferencial que hacen las personas con discapacidad frente a otras etiologías, el impacto de variables como el sexo, la edad, el grado de autonomía en otras esferas de la vida o el tipo de ocupación que tienen en el momento actual.